S. Crispino
el helado
   
 

Las cremas de San Crispino

 

Otras combinaciones “con alcohol” igual de exquisitas son el sorbete de limón al calvados “Chateâu du Breuil” del 73, el de frambuesa al whisky “Tamnavulin” de 32 años, el de mora al armagnac “Laberdolive” del 85 y el sorbete de fresa al vinagre balsámico tradicional de Módena, ¡extraenvejecido!
Se coloca el sorbete en un vaso de suficiente capacidad, se añade el aguardiente necesario para que se vuelva semidenso removiendo con una cucharilla y, únicamente en el caso del sorbete de mora, se acompaña con un piquito de nata recién montada sin azúcar.
En el sorbete de fresas silvestres se echa alguna cucharadita de vinagre, denso por su envejecimiento.
 
  las cremas  
 
 

info@ilgelatodisancrispino.com

inicio