CREMA A LAS NUECES FRESCAS Y A LOS HIGOS SECOS

Bien avanzado el otoño, se encuentran nueces gordas, frescas y de formas redondeadas con un sabor intenso que persiste. Éstas se unen a una crema pobre en grasas y azúcares, para compensar los que ya contienen las nueces y los higos secos que, además de endulzar, le confieren a la mezcla un sabor ligeramente especiado. El resultado es rico en sugerencias orientales y no produce ningún tipo de sensación grasa al paladar.
Se trata de una crema sumamente rica que satisface sobremanera.

 
 
cerrar