inicio
 
       
 

Para facilitar la operación de subida de la temperatura, puede utilizarse un horno microondas: basta tenerlo entre 30 y 60 segundos en la función de “descongelación” para obtenerse la cremosidad adecuada.


También el formato es importante para la calidad: con nuestros envases de 500 cc. (correspondientes a tres o cuatro porciones) puede sacarse una sola porción de helado cada vez con facilidad cada vez, colocándose el resto de nuevo en el congelador, antes de que empiece a ablandarse.

 

 

Hay que sacar del envoltorio de poliestireno el envase interior, que es sumamente ligero y está elaborado con plástico apto para alimentos. El helado se vuelca sobre un plato y con un cuchillo afilado se corta la porción deseada junto con el plástico. El resto se vuelve a colocar de inmediato en la caja de poliestireno y se mete de nuevo en el congelador.

Una vez retirado el plástico y siempre y cuando sea necesario, la porción cortada que vaya a consumirse se podrá introducir durante algunos segundos en el microondas.

   
 
 
 

info@ilgelatodisancrispino.com

inicio