Nuestros sorbetos

Nuestros sorbetos

Sorbeto de limón Amalfi IGP y Calvados

Sorbeto de limón Amalfi IGP y Calvados

De los limoneros de la Costa Amalfitana llegan perfumados limones que se funden al licor Calvados, de cosecha seleccionada, para dar vida a un sorbeto para entendidos. Pruébalo con: helado a la crema, crema al licor calabrés, al cacao, al Whisky Tamnavulin, al jenjibre con canela y al pistachio de Bronte DOP.

Sorbeto de limón Amalfi IGP y Calvados

Sorbeto de limón criollo

Sorbeto de limón criollo

El limón criollo es el fruto típico de América Latina, con características similares a aquellas del limón y del bergamoto. San Crispino lo ha elegido como ingrediente para dar vida a un sorbeto aromático con notas exaltantes.
Pruébalo con: crema al Bas Armagnac helado a la crema.

Sorbeto de limón criollo

Sorbetto de naranja selvática

Sorbetto de naranja selvática

Cuando las naranjas amargas maduran, la pulpa se enriquece con azúcares. Es en este punto que San Crispino trabaja esa pulpa para dar vida a un sorbeto refinado.
Pruébalo como un intermedio en los almuerzos de pescado o con : el helado de San Crispino, la crema a las pasas de uva de Pantelleria o con el cacao al Rhum Clément.

Sorbetto de naranja selvática

Sorbeto de pomelo rosado

Sorbeto de pomelo rosado

Originario de la India el pomelo rosado captura con su sabor particular, que otorga un delicado equilibrio entre dulce, amargo y un poco ácido. Un fruto con aceite esencial y rico de sustancias aromáticas, da vida a un sorbeto sublime.
Pruébalo con: el helado de San Crispino, la crema a las pasas de uva de Pantelleria o con el cacao al Rhum Clément.

Sorbeto de pomelo rosado

Sorbeto a la uva-fresa

Durante el ritmo del otoño San Crispino da vida a este particular sorbeto con tonos de fresa.
Características inolvidables son el sabor un poco áspero, el intenso perfume y la riqueza de glúcidos.
Pruébalo con: helado a la crema.

Sorbeto a la uva-fresa

Sorbeto de mandarina-naranja (o mandanaranja)

Sorbeto de mandarina-naranja (o mandanaranja)

De un híbrido del mandarino con las plantas de naranja cultivadas en Lentini, en las faldas del Etna, nace este fruto que regala al sorbeto todo su carácter ácido y su retrogusto particular.
Pruébalo con: helado a la crema, al Bas Armagnac o la pasa de uvas de Pantelleria.

Sorbeto de mandarina-naranja
(o mandanaranja)

Sorbeto de melón

Sorbeto de melón

Las características organolépticas del melón se exaltan con las bajas temperaturas. Esto está demostrado ya en la primera degustación de este sorbeto, realizado con melones de estación, ricos de pulpa sabrosa y perfumadísima.
Pruébalo con: Zambayón con Marsala de Bartoli añejado por 20 años.

Sorbeto de melón

Sorbete con uva de Chile

Sorbete con uva de Chile

De centenarias viñas chilenas, cultivadas en las regiones que bordean el Océano Pacífico y dan sus espaldas a la cordillera de los Andes, llegan racimos de uvas de excelente calidad que San Crispino elige uno por uno para dar vida a un sorbeto inolvidable.
Pruébalo con: Crema al Bas Armagnac.

Sorbete con uva de Chile

Sorbeto de pera

Sorbeto de pera

Cada estación tiene sus frutos típicos, por eso San Crispino elige dos variedades distintas de pera para crear soberbios sorbetos. En verano, la reina indiscutida es la William, mientras que en invierno la Passacrassana despierta recuerdos agradables de la infancia.
Pruébalo con: helado a la crema, al Bas Armagnac o con crema batida sin azúcar.

Sorbeto de pera

Helado de banana

Helado de banana

Cuando una buena dosis de leche fresca se mezcla con los azúcares de la banana que ha alcanzado su plena madurez, nace un compuesto único que regala sensaciones gustativas y táctiles de extraordinaria elegancia
Pruébalo con: crema al jengibre y canela y crema al Bas Armagnac.

Helado de banana

Sorbeto de fresas del bosque

Sorbeto de fresas del bosque

Rico en vitaminas y minerales, con perfume embriagador. Es el Sorbeto de fresas del bosque que, si se acompaña adornado con una cucharada de crema batida sin azúcar, se vuelve suntuoso.
Pruébalo con: helado a la crema, Bas Armagnac, crema de pasas de uva de Pantelleria o con sambayón con Marsala de Bartoli añejado por 20 años.

Sorbeto de fresas del bosque

Sorbete de frambuesas

Sorbete de frambuesas

Cuando las frambuesas están maduras, San Crispino elige los frutos más rojos para crear un aromático sorbeto de sabor dulce, pero ácido con un aroma característico.
Pruébalo con: helado de crema, crema al Bas Armagnac, crema al whisky o sabayón con Marsala de Bartoli añejado por 20 años.

Sorbete de frambuesas

Sorbete de moras

Sorbete de moras

El uso de moras se pierde en la noche de los tiempos. San Crispino utiliza los frutos para crear un sorbeto rico y con cuerpo, con aroma característico y de sabor agridulce.
Pruébalo con: helado de crema, crema al Bas Armagnac, crema al whisky, crema de pasas de uva de Pantelleria o sabayón con Marsala de Bartoli añejado por 20 años.

Sorbete de moras

Sorbeto de arándanos

Sorbeto de arándanos

En los bosques de montaña y en los prados italianos nace el arándano negro de sabor astringente y ácido, que nos regala un agradable sorbeto. Debido a sus cantidades moderadas de provitamina A es indicado para contrarrestar el cansancio ocular.
Pruébalo con: crema de limón de Amalfi IGP o sambayón con Marsala de Bartoli añejado por 20 años .

Sorbeto de arándanos

Sorbete a la Bergamota_Il Gelato di San Crispino

Sorbete a la Bergamota

Solo y exclusivamente de los frutos de bergamota de Reggio Calabria, exprimidos en nuestro laboratorio, nace un sorbete para verdaderos expertos, en el cual el sabor fuerte de este cítrico viene extaltado a partir de los aceites de su cáscara. Pruébalo con Crema de Pasas de Pantelleria.

Sorbete a la Bergamota

Sorbete de higos blancos_Il Gelato di San Crispino

Sorbete de higos blancos

Este extraordinario sorbete se puede degustar solo en verano, momento en el cual los higos blancos alcanzan su maduración en la planta; de sabor delicado, son cosechados a mano y llegan a nuestro laboratorio donde a partir de la misma pulpa se obtiene el característico sorbete. Pruébalo con Crema de cacao al Rhum Clément.

Sorbete de higos blancos

Sorbeto de granada_Il Gelato di San Crispino

Sorbeto de granada

Símbolo de fecundidad, vida y abundancia, la granada es apreciada por sus propiedades antioxidantes. Fruto de sabor agrio, dulce y definido, en otoño sus granos muy jugosos dan vida a un sorbete gourmet, único e inimitable. Pruébalo con merengue al limón.

Sorbeto de granada

Sorbete de durazno amarillo_Il Gelato di San Crispino

Sorbete de durazno amarillo

De la pulpa jugosa de los duraznos amarillos nace este sorbete, delicado y perfumado, que nos lleva con el corazón y con la mente a nuestros veranos más emocionantes. Una experiencia sensitiva gratificante, para deleitar también a los paladares más exigentes. Pruébalo con la Crema al limón.

Sorbete de durazno amarillo

Sorbete de grosella roja_Il Gelato di San Crispino

Sorbete de grosella roja

Sorbete gourmet que nos introduce al verano, con un alto contenido vitamínico y un bajo contenido de azúcar. Las cualidades organolépticas superiores de la grosella roja fresca hacen que su sabor sea único e inimitable. Pruébalo con la Crema de Bas Armagnac.

Sorbete de grosella roja

Sorbete de ciruela_Il Gelato di San Crsipino

Sorbete de ciruela

De las ciruelas frescas toma vida un sorbete jugoso de gusto ligeramente amargo y de un intenso perfume, rico de minerales y vitaminas. Pruébalo con la Crema de Yogurt.

Sorbete de ciruela

Sorbete de higos negros_il Gelato di San Crispino

Sorbete de higos negros

Del higo negro, más seco y azucarado que las otras variedades, nace un sorbete suntuoso para hacernos aceptar de buena manera las jornadas que se acortan y el verano que nos deja.

Sorbete de higos negros